Publicado el Deja un comentario

Personal encargado de la piscina

Personal encargado de la piscina

Para cuidado y vigilancia de las piscinas y la atención de sus servicios, sus titulares dispondrán del PERSONAL TÉCNICAMENTE CAPACITADO, existiendo necesariamente una persona que ostentará la representación del titular, y que será responsable del:

  • Correcto funcionamiento de las instalaciones y servicios.
  • Observancia de las disposiciones legales.
  • Atención a las posibles quejas de los usuarios, sin perjuicio de la responsabilidad de aquél, que en todo caso deberá conocer el estado y funcionamiento de las instalaciones.

De conformidad con el Artículo 8 del Real Decreto 742/2013, el personal para la puesta a punto, el mantenimiento y la limpieza de los equipos e instalaciones de las piscinas deberá contar con el certificado o título que le capacite para el desempeño de esta actividad mediante la superación de los contenidos formativos que a tal efecto establezca el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad y en las condiciones que éste determine.

  • El personal de la instalación cuidará de mantener en adecuado estado de higiene y limpieza todas las dependencias de la misma, especialmente el de las zonas más dedicadas desde el punto de vista higiénico, como son zonas húmedas de duchas y vestuarios, paseo que rodea al vaso, etc., así como cuidar y mantener que el agua de baño reúna las debidas condiciones higiénicas.
  • Velará y cuidará que los bañistas observen las debidas conductas higiénicas y de respecto hacia los demás usuarios.
  • El encargado del mantenimiento deberá estar provisto de los reactivos necesarios y en buenas condiciones de uso para realizar los controles rutinarios, según la frecuencia del Anexo III del RD 742/2013. Al menos una vez por día, por la mañana antes de abrir las piscinas al público deberán medirse los siguientes parámetros:
  1. pH
  2. Desinfectante
  3. Turbidez
  4. Transparencia
  5. Temperatura
  6. Tiempo de recirculación

Los puntos de toma de muestra de agua serán representativos de cada vaso y del circuito. Al menos se deberá disponer de:

  • Uno en el circuito a la entrada del vaso o a la salida del tratamiento antes de la entrada al vaso. En las piscinas de nueva construcción se dispondrá de grifos adecuados para la toma de muestra instalados en el punto de muestreo del circuito.
  • Otro en el propio vaso, en la zona más alejada a la entrada del agua al vaso.

El socorrista deberá permanecer en la instalación mientras que ésta permanezca abierta al pública, y estará encargado del mantenimiento de las adecuadas condiciones del local de enfermería y del material y medicamentos de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad