Publicado el Deja un comentario

Mi termo eléctrico pierde agua

Se armó el lío, menudo follón.

Un día nos damos cuenta que nuestro termo eléctrico está perdiendo agua. Si por fortuna está instalado en nuestro patio, lavadero o cualquier otro sitio, donde la pérdida de agua no nos ha provocado ninguna desgracia, hemos tenido mucha suerte :)

Los termos eléctricos tienen dos latiguillos flexibles conectados a la instalación del agua de la vivienda. Uno de los flexibles es la entrada de agua fría, y el otro, es la salida de agua caliente. Si os fijáis, siempre que la instalación se haya realizado de forma correcta, en el latiguillo de entrada hay intercalado una válvula de seguridad.

La válvula de seguridad, algo tan pequeño….

La válvula de seguridad permite descargar el agua acumulada de nuestro termo, también permite usar como elemento de purga, pero sobre todo, su principal función es la de evitar que nuestro termo reviente por culpa de la presión.

Cuando la presión en nuestro termo eléctrico está por encima de su tarado, nuestra válvula hará su trabajo, abrirá lo suficiente para aliviar nuestro acumulador eléctrico, hasta que la presión interior se equilibre. No olvidemos que hablamos de agua caliente, y por lo tanto, el aumento de temperatura es directamente proporcional al aumento de la presión interior del termo eléctrico. Este elemento es vital para evitarnos un susto mayor.

Así pues, si observamos que nuestra válvula de seguridad pierde agua, por pequeña que sea, no te preocupes, está haciendo su trabajo, es cuestión de canalizar esa agua hasta un punto de desagüe (o recurrir al método tradicional del cubo). Este caso puede ser eventual, ya que, la presión de entrada no es siempre la misma. Normalmente ocurre de noche, a ciertas horas la presión de red aumenta debido al descenso de demanda de agua.

Lo que casi nunca se tiene en cuenta.

Quiero ser redundante!

No tenemos por costumbre dejar una instalación acorde a las necesidades de un termo eléctrico, donde un desagüe de agua es también necesario. Esa pequeña pérdida de agua podría conducirse fácilmente por un tubo a cualquier punto de evacuación de nuestra vivienda.

Las buenas prácticas nos evita muchos quebraderos de cabeza.

Para instalar un termo eléctrico, es totalmente necesario una entrada de agua fría, con llave de corte (por favor, que menos), por seguridad. También necesitaremos que toda la instalación del agua caliente esté conectada a la salida del mismo.

Además,  el punto de conexión eléctrico, debe soportar una intensidad máxima de 20 amperios (bajo un magnetotérmico, protegido con un diferencial, si o sí), que sea estanco y con toma de tierra. Cuanto más cerca tengamos ese enchufe, mucho mejor, de manera que evitemos unir un prolongador a nuestro cable de origen (no lo recomiendo para nada).

Otro dato importante es que debemos evitar hacer cualquier tipo de nudo o vuelta a nuestro cable eléctrico, de lo contrario podemos provocar un sobre calentamiento del mismo.

Los latiguillos flexibles deben de instalarse lo suficientemente holgados, haciendo una curva abierta, para que circule libremente el paso del agua.

Los manguitos electrolíticos.

No nos olvidemos de los manguitos electrolíticos. Deben estar instalados en la entrada y salida, en ambos latiguillos, entre estos y el termo eléctrico. Su misión es aislar nuestro equipo de las partes metálicas de nuestra instalación de fontanería y evitar que se produzca la electrólisis (esto suena a chino).

La electrólisis es el proceso natural y físico/químico por el cual un metal descompone a otro más débil (no lo puedo explicar de forma más simple y sencilla).

termo electrico

¿Pero no es tu caso?, ¿la pérdida de agua tiene otro origen?

Si el agua no proviene de la válvula de seguridad, ni por los puntos de conexión del termo, entonces la cosa es peor de lo que me temía.

Si observas que por la tapa inferior de tu termo está goteando agua y además, algo muy típico de esto, es de color rojiza/marrón óxido, lamento informarte que el calderín se ha perforado.

El calderín se encuentra en el interior del termo y es donde se acumula el agua. Si por alguna circunstancia se perfora o fisura, lo que ocurrirá a continuación es la pérdida de agua junto con el óxido del propio metal.

La solución para esto no existe, nos toca sustituir nuestro termo eléctrico.

Recomendaciones, ya puestos….

  • De forma imperiosa debe tener instalado la válvula de seguridad que hemos descrito anteriormente.
  • Evitar la cal del agua. Un descalcificador es la mejor solución, en su defecto, podemos instalar un kit de polifosfatos en la entrada del termo.
  • En caso de que tengamos un descalcificador instalado en nuestra vivienda, debe estar bien regulado. Si el agua es demasiado blanda puede provocar corrosión en los metales, aún más, en los circuitos de agua caliente. Una buena idea es colocar un filtro de silicofosfatos a la salida de este.
  • Una toma de tierra débil, o peor, que no tengamos en nuestra instalación eléctrica, contribuye al desgaste prematuro de todos los equipos conectados al agua caliente sanitaria de nuestra vivienda.

Quiero conocer ofertas de termos eléctricos?⇒

¿Te ha parecido útil este contenido?

Suscríbete a nuestro blog para estar al corriente de nuestras publicaciones y recibir un cupón de descuento del 5% para gastar en cualquier producto de nuestra tienda :)

He leído y acepto la política de privacidad  y consiento la recepción de notificaciones sobre nuevos contenidos, promociones y ofertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por WATERLUXE 2010 S.L., como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder al mensaje. No se cederán tus datos a terceros, salvo obligación legal. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión mediante correo electrónico a: [email protected] Puedes consultar la información completa sobre privacidad en nuestra política de privacidad.