Publicado el Deja un comentario

¿Cómo medir la cal del agua?

Me gusta más emplear dureza pero creo que es más cercano la palabra cal. Hoy el tema a tratar es la cal del agua, en cuestión, vamos a aprender como medirla.

Hacemos una breve introducción  de que es exactamente la cal en el agua o dureza.

La cal es la cantidad de carbonato cálcico que contiene el agua. Se clasifica en blanda, dura o extremadamente dura. Dependiendo de nuestra zona, el agua que llega a nuestra vivienda estará clasificada en alguna de las tres categorías mencionadas anteriormente.

El método tradicional más empleado y efectivo (Y según mi criterio también), para evitar la cal es el descalcificador. Es un sistema capaz de eliminar por completo la cal del agua a través del intercambio iónico con resina catiónica fuerte.

La cal produce gran cantidad de problemas en nuestras instalaciones, aparatos, grifos e incluso nuestra salud.

Pero el tema a tratar en este artículo no es hablar del descalcificador ni los problemas que ocasiona la cal, porque ya hemos hablado mucho de ello en otros artículos de este blog. Hoy queremos aprender a medir el agua que recibimos en nuestra vivienda, saber si es blanda, dura o muy dura.

En primer lugar veamos cual es la medida empleada para medir la cal. Es fácil, lo vamos a medir en grados franceses (medida empleada por excelencia en el tratamiento del agua, aunque existen otras). Un grado francés se representa de la siguiente manera: º fH y equivale a 10,0 mg CaCO3/l de agua.

Ahora vamos a conocer donde situar nuestra agua según los valores que obtengamos tras la medición:

  • Agua blanda: 0 – 15 º fH.
  • Agua dura: 15 – 25 º fH.
  • Agua extremadamente dura: + 25 º fH.

Quiero hacer especial inciso en que esta clasificación esta basada para ámbito doméstico. Es decir, son parámetros que debemos de tener en cuenta en el agua de consumo humano en nuestra vivienda, son estimativos, es mi criterio personal y no  vamos a utilizarlos como referencia para otras aplicaciones, como por ejemplo, en el tratamiento de una piscina. Un agua es blanda o dura según su cantidad de carbonato cálcico pero será un dato mayor o menor relevante según la instalación hidraúlica.

Ahora que ya sabemos todo esto vamos a realizar el ejercicio práctico de medición. Para ello vamos a utilizar dos reactivos con solución A y B.

Medidor de dureza.

En el botecito con tapón rojo vamos a tomar una muestra de nuestra agua a medir, siempre siguiendo las indicaciones que nos aporta el estuche con el contenido. Añadimos en la muestra unas gotitas del reactivo A , agitamos suavemente y veréis como el agua se vuelve rosa. A continuación, iremos añadiendo gotitas del reactivo B , contando las gotas de una en una, para más tarde hacer la cuenta total de las que hemos añadido. El punto final llega cuando nuestra agua rosada se vuelve sutilmente azul

No todos los reactivos funcionan de la misma manera pero la teoría siempre es la misma. 

Una imagen vale más que 1.000 palabras pero aún se puede mejorar, veamos un vídeo que he pedido a un compañero de nuestro departamento técnico.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Suscríbete a nuestro blog para estar al corriente de nuestras publicaciones y recibir un cupón de descuento del 5% para gastar en cualquier producto de nuestra tienda :)

He leído y acepto la política de privacidad  y consiento la recepción de notificaciones sobre nuevos contenidos, promociones y ofertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por WATERLUXE 2010 S.L., como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder al mensaje. No se cederán tus datos a terceros, salvo obligación legal. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión mediante correo electrónico a: [email protected] Puedes consultar la información completa sobre privacidad en nuestra política de privacidad.